Inglés  |  Español

El 18 de marzo de 2020, Costa Rica declaró el estado de emergencia y cerró sus fronteras a los visitantes internacionales. Días después, las playas y parques nacionales también cerraron al público. Como resultado de estos factores, el turismo (el motor económico de nuestra comunidad costera), casi se paralizó. Esto ha puesto a muchos de los miembros de nuestra comunidad en una posición muy frágil debido al cierre de negocios, y muchos trabajadores han visto sus horas reducidas en gran medida o se han visto despedidos indefinidamente.

En el segundo trimestre de 2020, los esfuerzos y recursos de Fundación SOMOS se dirigieron en gran medida a mitigar los impactos económicos de la pandemia Covid-19 en las comunidades de Costa Ballena. La respuesta a corto plazo consistió en brindar seguridad alimentaria en forma de ayuda y asistencia de emergencia. Eso pasó a trabajar junto a organizaciones comunitarias para reabrir el principal impulsor del turismo en nuestra comunidad: el Parque Nacional Marino Ballena.

Descargar Versión InglésDescargar la versión española